Sandía

Variedades de Sandía

Sandía Negra Con Semillas

NEGRA CON SEMILLAS

La sandía más clásica, de forma ovalada o redonda, piel negra y carne roja, sobre la cual se presentan las semillas del fruto. 

Sandía Negra Sin Semillas

NEGRA SIN SEMILLAS

Una evolución de la sandía clásica, caracterizada principalmente por la ausencia de semillas o por presentarlas muy pequeñas, de color blanco y digeribles. Es una sandía de piel negra y carne roja, que suele presentar altos índices de sabor. La sandía Fashion es la más valorada y comercializada de las de este segmento. 

Sandía Tipo Crimson

TIPO CRIMSON

Presenta pequeñas y digeribles semillas sobre una pulpa crujiente. Su piel rayada y su forma ovalada o esférica. 

Sandía Blanca

BLANCA

Se trata de una sandía bastante redonda, con estrechas vetas en su piel una carne de intenso rojo, crujiente y firme, que apenas presenta semillas en su interior, lo cual la convierte en muy atractiva. 

Sandía Tipo Microsemillas

MICROSEMILLAS

El pequeño tamaño de sus semillas es su principal característica, siendo una sandía de intenso color rojo en su carne. 

Sandía Mini

MINI

Es la ‘benjamina’ del grupo, una sandía de pequeño calibre, manejable y de intenso color rojo en su interior. Existen variedades tanto con semillas como en ausencia de éstas. 

Descripción botánica

Familia: Cucurbitaceae

Nombre científico: Citrullus lanatus.

Planta de desarrollo rastrero que inicia su desarrollo con un solo brote que empieza a rebrotar por las axilas de las hojas cuando este alcanza de cinco a ocho hojas desarrolladas. Cuando la planta ha completado este desarrollo, inicia las brotaciones de segundo orden y, de esta, otra de tercer orden y así sucesivamente, hasta completar todo su desarrollo vegetativo.

Posee una raíz principal de buen desarrollo, que adquiere gran profundidad aunque este órgano carece de importancia, pues más del 95% se cultiva injertada en patrón de Cucurbita maxima x Cucurbita moschata (Calabaza), que son totalmente compatibles y le dan a la parte aérea un gran vigor y resistencia a enfermedades de suelo.

Los tallos son herbáceos, de color verde, recubiertos de pilosidad y se extienden por el suelo de forma rastrera. Además poseen zarzillos.

Las hojas son pinnado partidas y están divididas en tres o cinco lóbulos de apariencia redondeada que, a su vez, aparecen divididos en varios segmentos redondeados. El haz de la hoja tiene apariencia lisa y el envés aspecto áspero y recubierto de pilosidades.

Es una planta monoica, apareciendo las flores solitarias, tanto masculinas como femeninas, en las axilas de las hojas. La flor femenina se distingue de la masculina por poseer un ovario infero que se ve a simple vista. La polinización es entomófila, empleándose colmenas de abejas en los cultivos de invernadero (aproximadamente cinco por hectárea).

Arriba »

Material vegetal.

Las variedades de sandía que se cultivan actualmente son híbridos F1 injertados, que aseguran productividad y uniformidad. En el Sureste peninsular se cultivan principalmente :

  • De corteza verde oscuro.
  • De corteza rayada.

Dentro de estos dos grupos las hay:

  • Con semilla
  • Sin semilla (triploide), las cuales son muy demandadas por su fácil consumo. Cabe destacar la variedad Crimson, por su rayado verde claro sobre fondo verde oscuro, y la variedad Reina de Corazones (de raya oscura sobre fondo verde claro).
  • De carne roja, amarilla o naranja.

En la actualidad se están marcando tendencias al consumo de sandías más pequeñas, de aproximadamente dos kilogramos de peso frente a los entre cinco y seis de las anteriormente citadas, así como otras de tamaño mediano de tres o cuatro kilos, con semillas de reducido tamaño (denominadas mini-semillas).

Arriba »

Exigencias climáticas

La de sandía es una planta menos exigente que el melón en cuanto a la temperatura. Las fechas en que se realiza la plantación en invernadero, en Almería, oscilan desde mediados de noviembre hasta finales de marzo. En las plantaciones más tempranas, se realiza un semi-forzado del cultivo, colocando 'tunelillos' de plástico o manta térmica sobre las plantas.

La humedad relativa también es muy importante, sobre todo en el momento de la fecundación de la flor, siendo óptima entre 60 y 80%.

Arriba »

Poda

El objetivo es controlar el crecimiento de la planta en cuanto a su forma, eliminado brotes principales para adelantar la brotación y crecimiento de secundarios y terciarios, donde se concentrará mayor número de flores femeninas.

Todo ello es opcional, dependiendo además del marco de plantación. El más productivo parece ser el de 2x0,5, aunque en los invernaderos de Almería se utiliza mayoritariamente 4x1 (2.500 plantas/hectárea) o 2x2, que da producciones de entre diez y catorce kilogramos/metro cuadrado.

Arriba »

Recolección

El corte del fruto ha de ser realizado por especialistas en esta labor, aunque hay síntomas externos que indican que el fruto está listo para cosecharlo. Entre esos síntomas, están los siguientes:

  • El zarzillo que está en el pedúnculo del fruto está completamente seco o la primera hoja que está por encima del fruto se marchita.
  • Golpeando con los dedos el fruto, se produce un sonido 'sordo'.
  • Si se oprime el fruto entre las manos, se oye un sonido claro, como si se resquebrajase interiormente.
  • Rayando la corteza con las uñas, se aprecia una separación fácil de la misma.
  • La 'cama' del fruto presenta un color amarillo marfil.
  • El fruto se torna color verde más ocre.

Las apetencias de los calibres de sandía varían de un país a otro. Los países bañados por el Mediterráneo, sobre todo Italia y una zona de Francia así como países árabes, prefieren sandías de gran tamaño, de más de siete kilogramos. Sin embargo, el Reino Unido posee zonas que consume un tipo de sandía más pequeña, con menos de tres kilogramos, aunque lo más buscado es el calibre de entre cuatro kilos y medio y seis kilogramos.

Arriba »