Pepino

Descripción botánica

El pepino es una planta anual de porte herbáceo, cuyo nombre genérico es Cucumis sativus. Pertenece4 al orden cucurbitales, el cual contiene una sola familia, las Cucurbitáceas. A continuación se describen cada una de las partes de la planta.

Su sistema radicular es muy potente, lo cual es lógico si se considera la enorme productividad de esta planta y el equilibrio que debe haber entre parte aérea y parte subterránea.

Cuenta con una raíz principal que se ramifica rápidamente en raíces secundarias, se extienden superficialmente, son muy alargadas y finas, presentando un color blanco. El pepino posee la facultad de emitir raíces adventicias por encima del cuello.

El tallo es de porte herbáceo, rastrero, trepador y espinoso. Tiene formación de nudos, cuyo número varía según la variedad, condiciones climáticas y de cultivo. De cada nudo parte una hoja y un zarcillo (se considera que los zarcillos son hojas modificadas y adaptadas, que favorecen la función trepadora de la planta). En la axila de cada hoja se produce un brote lateral y una o varias flores femeninas o masculinas.

Son alternas, con largo peciolo, limbo acorazonado con tres lóbulos más o menos pronunciados, siendo más acentuado el central, que frecuentemente termina en punta. Su color es verde oscuro, estando recubierta de un vello muy fino.

Aparecen en las axilas de las hojas; poseen un corto pedúnculo y el color de sus pétalos es de un amarillo fuerte. En el pepino pueden existir flores hermafroditas y flores unisexuales, sin embargo en las variedades conocidas únicamente se encuentran flores masculinas y femeninas.

Los primeros cultivares de pepino eran plantas monoicas, ya que en el mismo pie existían flores masculinas y flores femeninas, en la actualidad todas las variedades que se cultivan son plantas ginoicas, es decir, que sólo poseen flores femeninas. La flor femenina se diferencia de las masculinas en que es portadora de un ovario ínfero claramente distinguible.

El fruto del pepino es un pepónide, que al igual que el resto de la planta es áspero, aunque ahora depende de la variedad. En cuanto al color toma distintas tonalidades durante su formación: al principio toma un color verde claro para pasar luego a un verde oscuro, y al finalizar en amarillo cuando está totalmente maduro. Esta última fase no tiene lugar en los pepinos cultivados, por que su recolección se realiza antes de su madurez fisiológica.

La pulpa tiene un color blanquecino, siendo bastante acuosa, en su interior se encuentran las semillas, repartidas a lo largo del fruto. La piel es bastante cerosa. Las semillas son ovales, algo aplastadas y de color blanco – amarillento. La cantidad por fruto depende de las variedades.

Arriba

Clima y Suelo

1. Exigencias generales de clima (temperatura y humedad relativa).

Para tener un buen cultivo es importante controlar el clima, particularmente la temperatura y la humedad relativa (HR).

En la actualidad se recomiendan las siguientes temperaturas del aire para los diferentes estados de desarrollo del pepino:

  Día Tª °C Noche Tª °C
Germinación 27 27
Formación de la planta 21 19
Desarrollo del fruto 19 16

En términos generales se puede considerar que las temperaturas variables desde 20°C a 30°C durante el día apenas tienen incidencia sobre la producción. Si es verdad que a mayor temperatura hasta 25 °C por el día se alcanza la máxima producción. Ya por encima de los 30 °C se pueden observar desequilibrios en las plantas, y con temperaturas nocturnas iguales o inferiores a 17 °C han dado lugar a malformaciones en hojas y frutos defectuosos.

Se considera el umbral crítico nocturno a las temperaturas iguales o inferiores a 12°C. Cuando las temperaturas descienden más allá del 1°C, se produce la helada en la planta, con su consiguiente muerte.

Umbrales de temperatura Día Tª °C Noche Tª °C
Óptimo --  
Subóptimo I 87 --
Subóptimo II 64 56
Crítico 37 32

El empleo de dobles cubiertas en invernaderos tipo parral se ha revelado como un sistema útil para aumentar la temperatura y la producción de pepino, tanto en precoz como en producción final. La escasa ventilación es responsable de los excesos térmicos del invernadero durante el día. La ausencia de ventilación cenital en invernaderos de tamaño grande dificulta la renovación del aire para reducir la temperatura interior.

El empleo de sistemas para reducir la temperatura a base de evaporar agua no es fácil de adaptar a las estructuras actuales, siendo costoso. Además incrementa el consumo de agua tan escasa en estas áreas. La solución más empleada, el encalado de la cubierta, es hoy práctica usual en muchas zonas durante épocas calurosas para reducir temperaturas (y radiación) en invernadero. El empleo de mallas de sombra es poco usual, y más caro.

El aumento de temperaturas nocturnas comienza por la elección de un plástico de polietileno tritérmico normalmente. El doblado de cubierta con pantallas térmicas pueden aumentar las temperaturas mínimas de 2 a 3 °C de noche, debiendo ser móviles a ser posible, para retirarlas de día, a fin de no reducir radiación y dificultar la ventilación. Conjuntamente con la temperatura son de importancia, la humedad del invernadero y la ventilación.

Respecto al grado de humedad, se puede afirmar que los requerimientos son bastante elevados durante todo el ciclo vegetativo. En invernaderos tipo parral, los valores medios de humedad relativa del aire en ciclo de otoño-invierno, oscilan en torno al 70%. Pero las variaciones del día y la noche son amplias con valores del 100% en muchas noches y valores diurnos entorno al 40%. La evolución de los valores de humedad relativa (HR) del aire está estrechamente ligada a la temperatura del aire.

La solución más simple, aunque no siempre suficiente para aumentar la humedad relativa de día es ventilar, al igual que para reducir los excesos de humedad. El pulverizado de agua es eficaz para aumentar la humedad relativa del aire, pero exige instalaciones adecuadas y, en general, es poco empleado. La reducción de la excesiva humedad relativa del aire calentando el invernadero (principalmente de noche) exige disponer de instalaciones de calefacción muy poco frecuentes. Los excesos de humedad durante el día pueden, al reducir la transpiración (y en consecuencia la fotosíntesis), reducir la producción, aunque esta situación es infrecuente.

Los intervalos en función en función de la humedad relativa del aire, empleados para valorar las condiciones climáticas en que se desarrolla el Pepino Almería en invernadero son la siguientes:

  Día Tª °C Noche Tª °C
Óptimo 60-70 70-90
Subóptimo I 50-60 < 90
Subóptimo II 40-50 < 90
Crítico < 40 < 90

2. Otros parámetros climáticos.

El viento tiene poca importancia como elemento del clima del invernadero, aunque sus efectos mecánicos son notorios pudiendo dañar el plástico y la estructura. Más relevante es el efecto indirecto del viento exterior en la renovación del aire para mejorar la ventilación pasiva en estos invernaderos. El empleo de cortavientos usual en otras áreas, no es frecuente.

La insuficiente ventilación puede reducir los niveles de anhídrido carbónico (CO2) del ainre del invernadero, reduciendo la fotosíntesis y, en consecuencia la producción.

Las lluvias en ausencia del viento pueden generar, ante la escasa ventilación, condiciones de excesiva humedad, especialmente graves en ausencia de viento, de nefastas consecuencias para la sanidad del cultivo. Por ello, los invernaderos planos, que se emplean en áreas de clima cálido o subdesértico, no son adecuados para zonas con pluviosidad media-alta al penetrar el agua dentro del invernadero, a través de los orificios del plástico.

En cuanto a necesidades de iluminación, el pepino es una planta que crece, florece y fructifica con normalidad incluso en días cortos (con menos de 12 horas de luz). También soportan intensidades luminosas bastante fuertes.

Los ensayos realizados demuestran de una manera inequívoca que la luz no es excedentaria en nuestras latitudes.

3. Suelo.

En principio puede cultivarse el pepino en cualquier clase de suelo siempre que su estructura y su capacidad de retención de humedad (agua) son óptimas. La capa de suelo disponible para el enraizamiento del pepino debe tener un espesor de 50 cm de profundidad lo cual quiere decir que debe tener una estructura suelta y contener suficiente materia orgánica. Si la concentración de sales en el suelo es demasiado elevada, las plantas absorben con dificultad el agua de riego, el crecimiento es más lento, el tallo se debilita, las hojas son más pequeñas y de color oscuro y los frutos obtenidos serán torcidos.

Si la concentración de sales es demasiado baja tendremos el resultado contrario, ya que las plantas serán más frondosas. Estas plantas son más propicias a ser atacadas por diversas enfermedades como la Botrytis, Sclerotinia, Mycospharella y Pseudoperonospora.

El pH idal depende de la clase de tierra y el porcentaje de humus. Por regla general el pH del suelo debe situarse entre 5,5 y 7, con lo cual los valores bajos de pH tienen alto contenido de materia orgánica (15-25%). El pH de tierras arcillosas con un porcentaje de materia orgánica por debajo del 5% pueden estar entre un 6,5 y 7. La mayoría de las tierras arenosas llegan a un pH entre 5,7 y 6.

La temperatura del suelo, en invernadero es más alta que la temperatura que hay en el exterior, especialmente por el efecto de pantalla del material de cubierta sobre la radiación térmica del suelo.

Los valores medios de temperatura del suelo a 30 cm de profundidad, en suelo enarenado, oscilaron entre 18°C y 25°C (octubre y mayo), con medias máximas entre 19 y 26°C y medias de mínimas entre 17 y 24 °C. A esa profundidad, los valores más altos se alcanzaron por la tarde y los valores más bajos poco después del amanecer, lo que indica cesión de calor del suelo al invernadero por la noche.

Temperaturas de suelo sobre los 20°C a 15 y 20 cm de profundidad, han puesto de manifiesto un efecto muy positivo sobre el desarrollo del cultivo.

Arriba »

Material y Vegetal

1. Elección de variedades.

Para obtener una planta cuyos frutos se adapten al mercado y ala zona de cultivo es muy importante la elección de la variedad. Pero lo que hay es que ensayar las variedades en las diferentes condiciones de cultivo antes de pasar a manos del agricultor.

Los aspectos más importantes que se tienen en cuenta para la seleccionar una variedad son principalmente:

  • Producción. La más alta posible, pero siempre considerando la producción comercial.
  • Vigor de la planta. Un buen vigor permite un ciclo largo y una buena tolerancia a las bajas temperaturas así como al acortamiento de los días.
  • Un buen nivel de resistencia. Es muy importante las variedades resistentes al Mildiu, Oidio y otros tipos de enfermedades.
  • Longitud de fruto. Que la variedad standard (mínima de 30 cm y máxima de 38 cm) y que sean estables en las diferentes condiciones de cultivo.
  • Uniformidad. Que tenga escaso o nulo porcentaje de frutos no comerciales.
  • Firmeza y conervación. Que permita un transporte y una estancia suficiente en el mercado en óptimas condiciones.
  • Otros aspectos para la elección de una variedad podrían ser la precocidad, y características del fruto (longitud, color, estrías e inserción del fruto, etc).

2. Tipos de variedades.

Pepino Almeria

Temprano(15 Jul-31 Ago)

Medio(1-30 Sept.)

Tardio(1-31 Octubre)

Borja(Enza Zaden) (CVYV)

Estrada(Fitó) (CVYV)

Kantaka(Syngenta) (CVYV, CYSDV)

Pradera(Rijk Zwaan) (CVYV, BL, Px) (Julio)

Jungla(Rijk Zwaan) (CVYV, CYSDV)

Jungla(Rijk Zwaan) (CVYV, CYSDV)

Prior (Fitó) (CVYV)

Caronte(Fitó) (CVYV, CYSDV)

Valle(Rijk Zwaan) (CVYV, Px)

Benito(Fito) (CVYV)

Litoral(Rijk Zwaan) (CVYV, BL, Px)

Carranza(Fitó) (CVYV, CYSDV)

Altanero (Enza Zaden) (CVYV, CYSDV, Px)

Yaiza(Meridiem Seeds) (CVYV, CYSDV)

Yacare(Nunhems) (CVYV, CYSDV)

Taray(Nunhems) (CVYV, CYSDV, Px) (primav.)

Litoral (Rijk Zwaan) (CVYV,BL,  Px)

Cierzo(Enza Zaden) (CVYV, CYSDV)

Mastil(Nunhems) (CVYV, CYSDV)

Espartaco(Seminis) (CVYV, CYSDV, Px)

Jairán(Fitó) (CYSDV)

Mitre(Fitó) (CVYV, CYSDV, Px)

Pampero(Enza Zaden) (CVYV, CYSDV, Px)

Espigón(Nunhems) (CVYV, CYSDV)

 

Madroño (Fitó) (CVYV, CYSDV, Px)

 

 

 

 

Pepino Francés

Temprano(15 Jul-31 Ago)

Medio(1-31 Sept))

Tardio(1 Oct-15 Nov)

Renoir(Nunhems) (CVYV, Px)

Renoir(Nunhems) (CVYV, Px)

Arnaud(Nunhems) (CVYV, Px)

 

 

Paraiso(Enza Zaden) (CVYV, CYSDV, Px) (nov)

Pepino Corto

Temprano(15 Jul-31 Ago)

Medio(1 Sep-15 Oct)

Tardio(15 Oct-31 Nov)

Poseidon(Nunhems) (CVYV, Px)

Contador(Nunhems)

Baezal(Fitó) (CVYV, CYSDV,  Px)

Nibali(Nunhems) (CVYV, Px)

Nemo(Nunhems)(primav.) (CVYV, Px)

Urano(Nunhems) (CVYV, Px)

 

Baezal(Fitó) (CVYV, CYSDV,  Px)

Alpita(Nunhems) (CVYV, Px)

 

Poseidon(Nunhems) (CVYV, Px)

 

Nota: CVYV: Tolerancia al virus de las venas amarillas
CYSDV: Tolerancia al virus del amarilleo
Px: Tolerancia a oidio

Arriba »

Laborales Culturales

SIEMBRA:

El suelo debe de estar suelto, con bastante materia orgánica (enarenado o no), y bien equilibrado de abonos minerales. El riego por goteo es importantísimo que riegue uniforme, es decir, que la uniformidad de los goteros sea máxima para así poder cubrir las necesidades hídricas sin problemas.

La calidad del agua debe ser lo mejor posible, teniendo en cuenta que este cultivo obtiene sus mejores resultados en agua que no sobrepasan un gramo de sal por litro de agua. Los rendimientos van bajando proporcionalmente a media que la sal aumenta, y a partir de los 2 gramos las producciones son generalmente muy bajas.

La ubicación del invernadero es también muy importante. Existen algunos parajes que por sus especiales características climatológicas podrían presentar problemas en plantaciones tardías, con una producción de invierno muy reducida y difícil de obtener.

MARCO DE PLANTACIÓN:

En función del tipo de cultivo que se pretenda hacer, varía el marco de plantación. Así, para cultivos tempranos con intención de de quitarles pronto del suelo para buscar un cultivo temprano de primavera, los marcos suelen ser más pequeños para dar mayor densidad al cultivo, en general se siembran de 1,5 m entre calles y a 0,4 m entre plantas, o bien a 1,2 m y a 0,5 m, dando una densidad aproximada de 16.000 plantas/ha.

Cuando el cultivo es más tardío, o está el objetivo de llegar produciendo a pleno invierno, la densidad es menor para evitar la competencia de luz en las fechas con días más cortos, además de proporcionar mayor ventilación que redundará en un cultivo de menos problemas en la producción, con frutos de buena calidad.

Los marcos en general son de 2 m entre líneas y 0,4 ó 0,5 m entre plantas, o bien 1,5 y 0,5 ó 0,6 m, lo que significa de 10.000 a 12.000 plantas/ha.

PODA Y ENTUTORADO DEL PEPINO TIPO ALMERÍA:

Debido a su rápido crecimiento se comienza la poda a los pocos días. La poda pretende que se desarrolle uni9camente el tallo principal y consiste en suprimir todos los tallos secundarios y frutos hasta una altura de 60 cm. A partir de ahí se eliminarán todos los brotes laterales y se dejarán los frutos. En algunas variedades, aparecen en las axilas de las hojas varios frutos, debe dejarse un solo fruto por cada axila del tallo principal.

El entutorado consiste en realizar el giro del tallo en un tutor vertical de rafia, uno por planta, hasta la altura del alambre. Al llegar al alambre, se dirige la planta hasta otro alambre, que se encuentra a 0,5 m dejando colgar la guía y uno o varios brotes secundarios. No se aconseja dejar caer la guía sobre el mismo alambre, porque se puede romper con facilidad. Tampoco es recomendable que el "emparrado" ocupe todo el espacio entre líneas porque no permite la entrada de luz entre las calles.

Los frutos curvados y abortados se deben de eliminar cuanto antes. Las hojas viejas, amarillas o con enfermedades se suprimirán de forma paulatina para favorecer la aireación. Cuando la humedad se suprimirán de forma paulatina para favorecer la aireación. Cuando la humedad es demasiado alta, será necesario dar con una brocha a la base del tallo principal con una pasta de un fungicida.

En los restantes tipos de pepino la poda es muy similar, excepto que no se eliminan los brotes laterales, despuntando estos por encima de la segunda hoja. El entutorado se puede realizar como en el caso anterior con un hilo de rafia, o bien con mallas de cuadros de 15 x 15 cm extendidas verticalmente a lo largo de las líneas del cultivo.

Arriba »