Calabacín

Descripción botánica

El calabacín pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, su nombre botánico es Cucúrbita pepo. Es una planta anual, herbácea, de crecimiento indeterminado y porte rastero.

Arriba »

Morfología de los órganos vegatativos y productivos de planta

Presenta un sistema radicular muy potente, donde la raíz principal axonomorfa alcanza un gran desarrollo en relación con las raíces secundarias, las cuales se extienden superficialmente.

Aparecen a veces raíces adventicias en los entrenudos de los tallos cuando están en contacto con tierra húmeda.

El calabacín posee un tallo principal herbáceo, grueso, anguloso, que puede alcanzar alturas, que varía según la variedad, condiciones climáticas y de cultivo. El tallos es cilíndrico, y el grosor es diferente según la variedad de calabacín. Los entrenudos del tallo son más o menos cortos dependiendo del tipo de variedad.

Para mejorar la calidad del fruto se debe de guiar, aunque hay tipos de calabacín que no se pueden entutorar por el peso del calabacín.

Las hojas son palmeadas, de limbo grande y sostenidas por alargados peciolos. Los peciolos parten del tallo, alternándose de forma helicoidal. Son largos, huecos, consistentes, con vellosidades y espinas cortas y finas distribuidas a lo largo del mismo.

El limbo está formado por cinco lóbulos. En función de la variedad están más o menos pronunciados. Los nervios principales parten de la inserción del peciolo con la hoja dirigiéndose al centro de cada lóbulo y éstos a su vez se subdividen a los extremos de las hojas. El haz de las hojas es suave al tacto y el envés áspero, recubierto de espinas cortas a lo largo de las nerviaciones.

La planta es monoica, es decir, presenta flores femeninas y masculinas independientes en el mismo pie. Son vistosas, grandes de color amarillo y acampanadas. Una de las características del cáliz es que es zigomorfo o irregular. Consta de cinco sépalos verdes y puntiagudos y de la corola es que es actinomorfa o regular.

El pedúnculo de la flor masculina es largo y cilíndrico, pudiendo alcanzar una longitud de hasta 40 cm. La flor femenina se une al tallo por un corto y grueso pedúnculo de sección irregular pentagonal o hexagonal.

El fruto es una baya carnosa, sin cavidad central, de color verde o amarillo. La piel es lisa y my sensible a rozaduras. Es alargado, cilíndrico y con pedúnculo muy corto.

Arriba »

Condiciones de Cultivo

CLIMA:

El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta es fundamental para un correcto funcionamiento del cultivo, por estar relacionados entre sí.

Germinación: La temperatura óptima es de 20-25 °C, la mínima de 15 °C y la máxima de 40 °C.

Crecimiento vegetativo: La temperatura óptima es de 25-30 °C, la mínima de 10 °C y la máxima de 35 °C.

Floración: La temperatura óptima es de 20-25 °C, la mínima de 10 °C y la máxima de 35 °C.

La humedad óptima está comprendida entre 70 – 80 %. El calabacín es un cultivo exigente en agua, por lo que la producción dependerá de la humedad ambiental. El exceso de humedad en suelo puede provocar asfixia radicular, hongos, bacterias...

El calabacín es una planta muy exigente en luminosidad. Cuanto mayor luz mayor producción. La planta se desarrolla más rápido y la recolección es más frecuente.

SUELO:

Requiere suelos de textura franca y profundos. Es muy exigente en materia orgánica. El pH óptimo del suelo está entre 5,5 y 6. Tolera moderadamente conductividades altas.

SIEMBRA:

Se suele hacer en siembra directa o por transplante (en su caso). El tiempo de nascencia es de 3 – 4 días a temperaturas próximas a 25 °C.

MARCOS DE PLANTACIÓN:

La densidad de plantación más habitual es d 1 planta / m2. Con marcos de 2 m x 0,75 m; 1 m x 1 m; 1,33 m x 1 m; 1,5 m x 0,75 m dependiendo de la variedad y de la estructura del invernadero se ajustarán uno al otro. A veces se sitúan a tresbolillo.

PRÁCTICAS CULTURALES:

Época de plantación:: la plantación se puede establecer mediante siembra directa o por transplante. Lo más habitual es la siembra directa, con un tiempo de nascencia de 3 – 4 días y temperaturas próximas a los 25 °C.
Hay varios ciclos:
Ciclo de otoño – invierno: plantaciones en agosto, septiembre, octubre.
Ciclo de primavera: plantación diciembre, enero, febrero.

Poda: el desarrollo de la planta se realiza a través de un tallo principal, limitándose la poda a la eliminación de alguna brotación lateral.

Entutorado: se debe procurar un crecimiento vertical del tallo, evitando que se incline. Se utiliza hilo de propileno (rafia), que se lía a lo largo del tallo a medida que se desarrolla la planta. Existen variedades tipo marrow que no se entutoran por el peso del fruto.

Limpieza: consiste en la eliminación de flores, y frutos que presenten deformaciones.

Polinización:
La utilización de fitorreguladores de síntesis para el cuajado está generalizada. La frecuencia será:
- de 4 a 5 días con temperaturas altas y días largos.
- de 7 a 10 días con temperaturas bajas y días cortos.
- Todos los días a la flor, sobre todo con temperaturas altas para evitar frutos terminados en punta.

Fertirrigación:: en general el calabacín es una planta exigente en humedad, precisando riegos más frecuentes con la aparición de los primeros frutos. No obstante, los encharcamientos le son perjudiciales, y en las primeras fases del cultivo no son convenientes los excesos de agua en el suelo para un buen enraizamiento.
Los sistemas de riego más utilizados en calabacín en invernadero son el riego localizado (goteo y exudación) y el riego a pié (a manta y por surcos).
En riego localizado, el primer aporte se dará un día antes de la siembra, no siendo conveniente alargar demasiado los riegos posteriores a la nascencia, dando riegos ligeros tras la misma, de volumen y frecuencia variable en función del suelo y época de siembra. Es aconsejable someter a la planta a un pequeño período de sequía en estado de 3-4 hojas verdaderas, con el fin de favorecer un potente sistema radicular. Aproximadamente una semana antes del inicio de la recolección deben incrementarse los riegos tanto en volumen como en frecuencia, siendo este aumento progresivo hasta que el cultivo alcance la plena producción.
En riego a pié, el primer aporte de agua se realiza un día antes de la siembra. Tras la nascencia es conveniente retrasar los riegos hasta los 20-25 días cuando el suelo está en tempero. A partir del segundo riego, los riegos se llevarán a cabo cada 7-10 días, dependiendo fundamentalmente de la climatología.
El consumo de agua dependerá del marco de siembra, época de cultivo y sistema de riego, oscilando en cultivos con riego localizado entre los 2000 y 2500 metros cúbicos por hectárea y ciclo de cultivo y entre 500 y 600 metros cúbicos por hectárea y ciclo en riego a pié. 

Consumos medios (l/m2.día) del cultivo de calabacín en invernadero
Fuente: Documentos Técnicos Agrícolas. Estación Experimental "Las Palmerillas". Caja Rural de Almería.

OTOÑO:

MESES AGOSTO SEPT. OCT. NOV. DIC. ENERO FEB.
Quincenas
A 2,17 3,44 3,67 3,42 3,16 2,82 2,00 1,53 1,45 1,03 1,06 0,87 0,85 0,56
B   1,97 3,21 3,04 3,16 2,54 2,00 1,53 1,45 1,03 1,06 0,87 0,85 0,56
C     1,60 1,90 2,81 2,54 1,80 1,53 1,45 1,03 1,06 0,87 0,85 0,56
D       1,14 1,58 2,54 1,80 1,53 1,45 1,03 1,06 0,87 0,85 0,56
E         1,05 1,41 1,60 1,53 1,37 1,03 1,06 1,09 1,10 0,84
F           0,84 1,00 1,19 1,45 1,03 1,06 1,17 1,36 1,31

A: siembra 1ª quincena de Agosto.
B: siembra 2ª quincena de Agosto.
C: siembra 1ª quincena de Septiembre.
D: siembra 2ª quincena de Septiembre.
E: siembra 1ª quincena de Octubre.
F: siembra 2ª quincena de Octubre.

PRIMAVERA:

MESES DICIEMBRE ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO JUNIO
Quincenas
G   0,25 0,66 0,87 1,10 1,40 2,27 2,72 3,19 3,42 3,86 4,11 4,53  
H     0,39 0,87 1,10 1,40 2,27 2,72 3,19 3,42 3,86 4,11 4,53  

G: siembra 2ª quincena de Diciembre.
H: siembra 1ª quincena de Enero.

En cultivo hidropónico el riego está automatizado y existen distintos sistemas para determinar las necesidades de riego del cultivo, siendo el más extendido el empleo de bandejas de riego a la demanda. El tiempo y el volumen de riego dependerán de las características físicas del sustrato, oscilando el consumo total entre 1500 y 2000 metros cúbicos por hectárea y ciclo de cultivo.
A la hora de abonar, existe un margen muy amplio de abonado en el que no se aprecian diferencias sustanciales en el cultivo, pudiendo encontrar "recetas" muy variadas y contradictorias dentro de una misma zona, con el mismo tipo de suelo y la misma variedad. No obstante, para no cometer grandes errores, no se deben sobrepasar dosis de abono total superiores a 2g.l-1, siendo común aportar 1g.l-1 para aguas de conductividad próxima a 1mS.cm-1.
Actualmente se emplean básicamente dos métodos para establecer las necesidades de abonado: en función de las extracciones del cultivo, sobre las que existe una amplia y variada bibliografía, y en base a una solución nutritiva "ideal" a la que se ajustarán los aportes previo análisis de agua. Este último método es el que se emplea en cultivos hidropónicos, y para poder llevarlo a cabo en suelo o en enarenado, requiere la colocación de sondas de succión para poder determinar la composición de la solución del suelo mediante análisis de macro y micronutrientes, CE y pH.
Para una producción media de 80000-100000 kg.Ha-1 las extracciones medias oscilan entre: 200-225 kg de nitrógeno, 100-125 kg de P2O5 y 250-300 kg de K2O, lo que supone un equilibrio aproximado de 2-1-2,5.
Los fertilizantes de uso más extendido son los abonos simples en forma de sólidos solubles (nitrato cálcico, nitrato potásico, nitrato amónico, fosfato monopotásico, fosfato monoamónico, sulfato potásico, sulfato magnésico) y en forma líquida (ácido fosfórico, ácido nítrico), debido a su bajo coste y a que permiten un fácil ajuste de la solución nutritiva, aunque existen en el mercado abonos complejos sólidos cristalinos y líquidos que se ajustan adecuadamente, solos o en combinación con los abonos simples, a los equilibrios requeridos en las distintas fases de desarrollo del cultivo.
El aporte de microelementos, que años atrás se había descuidado en gran medida, resulta vital para una nutrición adecuada, pudiendo encontrar en el mercado una amplia gama de sólidos y líquidos en forma mineral y en forma de quelatos, cuando es necesario favorecer su estabilidad en el medio de cultivo y su absorción por la planta.
También se dispone de numerosos correctores de carencias tanto de macro como de micronutrientes que pueden aplicarse vía foliar o riego por goteo, aminoácidos de uso preventivo y curativo, que ayudan a la planta en momentos críticos de su desarrollo o bajo condiciones ambientales desfavorables, así como otros productos (ácidos húmicos y fúlvicos, correctores salinos, etc.), que mejoran las condiciones del medio y facilitan la asimilación de nutrientes por la planta.

Recolección:: El inicio de recolección se realiza entre los 30 días en verano hasta los 45 días en invierno, según variedad y fecha de plantación. Se recolecta antes de llegar a la madurez fisiológica. Ésta se efectuará diariamente o cada dos días.

Arriba »

Elección del material vegetal

TEMPRANO

MEDIO

TARDÍO

CORA (Clause)

CÓNSUL (Seminis)

ATLANTIS (Fitó)

TOSCA (Clause)

CRONOS (Syngenta)

NATURA (Enza Zaden)

CELESTE (Gautier)

ESPADA (Clause)

MILENIO (Fitó)

VICTORIA (Clause)

PLATINUM (Seminis)

SINATRA (Clause)

KASOS (Syngenta)

CELESTE (Gautier)

ALEXANDER (Diamond Seeds)

 

 

PROMETEUS (S & G)

 

Arriba »

Recolección

Las recomendaciones de corte de calabacín va relacionado con la longitud del fruto, ésta se medirá entre el punto de unión con el pedúnculo y el extremo apical del fruto, de acuerdo con la escala siguiente, según el Soivre:

  • Calibre P: entre 7 y 14 cm.
  • Calibre M: entre 14 21 cm.
  • Calibre G: entre 21 y 30 cm.

Cuando el calibrado se hace por peso, se hará la escala siguiente:

  • De 50 a 100 gramos.
  • De 100 a 225 gramos.
  • De 225 a 450 gramos.

Atendiendo a la calidad, los aspectos y defectos de forma, se clasifican en las siguientes categorías:

  • Categoría I.
  • Categoría II.

Arriba »